Singapur vs Hong Kong: Dónde establecer mi empresa para el desembarco en Asia

Singapur y Hong Kong llevan compitiendo unas cuantas décadas para posicionarse como el mejor emplazamiento para hacer negocios en Asia. Ambas regiones atraen a los inversores extranjeros con sus políticas fiscales, la facilidad para constituir una empresa, o su excelentes infraestructuras entre otros factores. Hong Kong posee una historia más larga y consolidada como centro de negocios, pero Singapur se ha puesto al día rápidamente debilitando el dominio de Hong Kong en la región.

No existe una respuesta clara y definitiva sobre qué jurisdicción es actualmente la más atractiva. En un entorno altamente competitivo, algunos inversores eligen Singapur impulsados por su estilo de vida, sus infraestructuras y/o la calidad de los proveedores de servicios. Otros eligen Hong Kong principalmente para acceder a los grandes mercados chinos y del norte de Asia.

Con este artículo iniciamos una serie de tres capítulos donde exponemos las variables a tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de cuál de las dos localizaciones es la más idónea para establecer nuestra empresa.

Hoy explicaremos la ubicación y la facilidad de hacer negocios en Singapur y Hong Kong.

Ubicación

Tanto Singapur como Hong Kong están ubicados estratégicamente en el corazón del continente asiático, con la mayoría de los países del continente accesibles en un radio de vuelo de cinco a siete horas. Sin embargo, si la prioridad es tener acceso al mercado de China continental, Hong Kong está perfectamente situado en la costa sureste flanqueando la desembocadura del delta del río Perla.

El aeropuerto Changi de Singapur y el aeropuerto internacional de Hong Kong, considerados dos de los mejores del mundo, brindan fácil acceso a las principales ciudades de Asia Pacífico, América del Norte, Europa y Oriente Medio.

En lo que a transporte marítimo se refiere, Singapur alberga unos de los puertos más activos del mundo, si no el que más y tener las conexiones de puertos internacionales hacen de Singapur el principal destino de atraque para el comercio. Hong Kong, sigue siendo un nexo fundamental de todas las actividades marítimas en el sur de China.

La facilidad de hacer negocios

Tanto Hong Kong como Singapur son excelentes opciones para la implantación de una empresa extranjera en Asia. Ambas plazas ofrecen numerosas facilidades para la constitución de sociedades (siendo los requisitos de constitución y la estructura mínima más asequibles y sencillos en HK que en SG), el régimen fiscal es es atractivo tanto a nivel interno como en el tratamiento de las repatriaciones de beneficios (en virtud de sendos convenios para evitar la doble imposición con España). Existen estrictas regulaciones respecto a la protección de la propiedad intelectual y tienen una política de inmigración abierta con disposiciones para visas de trabajo que facilitan rápidamente la reubicación de extranjeros que desean establecer negocios en Singapur o Hong Kong.

La relación preferencial de Hong Kong con China continental y la imbricación de Singapur con ASEAN, hacen de ambas excelentes hubs, en función del destino de nuestra inversiones/exportaciones, etc., o del origen de nuestro aprovisionamiento.