La tokenización de activos y sus implicaciones legales

Desde la irrupción del blockchain, la posibilidad de transmitir derechos de propiedad mediante esta tecnología ha sido una cuestión que desde su vertiente legal ha generado mucho debate a la vez que incertidumbre. Algo comprensible, se podría decir que esta tecnología absolutamente disruptiva ha implicado una auténtica revolución en la transmisión de algunos activos. 

Con el objetivo de dotar a estas transacciones de las de las máxima seguridad y transparencia para todas las partes implicadas nace la llamada, “tokenización de activos”. 

¿En qué consiste?

A través de la tokenización, el valor almacenado en un objeto físico o intangible se convierte en un token el cuál, a su vez está protegido por la seguridad del sistema de blockchain. Este token de seguridad se puede decir que es una llave digital o electrónica de acceso a un recurso restringido que puede representar desde las acciones de una empresa a un interés en un fondo o a una colección de arte. 

Para hacerlo lo más comprensible posible, el fin de la tokenización de activos y la emisión de tokens de seguridad, es rastrear digitalmente la propiedad de un activo. 

Ante este escenario de mayor transparencia, integridad de los datos y potencial de intercambio, muchos inversores están interesados en la tokenización de activos y en cómo trasladarlos del mundo real al blockchain, acelerando de esta forma los procesos de inversión. 

Implicaciones legales

Como se ha comentado al inicio, existen algunas cuestiones legales al respecto:

.- Propiedad: el principal problema sigue siendo la falta de regulación. A pesar de que algunas autoridades de toda Europa han tomado ciertas medidas para regular que los tokens se traten como valores, en la mayoría de los casos los contratos inteligentes aún no están regulados. Por el momento, en la Unión Europea, solo Malta ha adoptado completamente el marco legal relacionado con contratos inteligentes, blockchain y tokens.

.- Enlace legal: uno de los problemas más importantes es crear una conexión legalmente vinculante entre el activo tokenizado y los tokens de seguridad generados. Esto supone un nuevo desafío debido a su nueva naturaleza.

.- Falta de práctica judicial: La falta de práctica judicial dada su incipiente etapa inicial todavía en desarrollo y el número insuficiente de decisiones empresariales, dificultan la creación de un marco legal en esta materia.

Como conclusión, la tokenización implica acceder a un entorno más operativo, ágil, abierto y transparente pero también debe haber un encaje en nuestro ordenamiento jurídico para evitar situaciones de alegalidad. En cada caso deberá analizarse al detalle todos los elementos jurídicos de la tokenización para, de esta forma, garantizar la seguridad jurídica del proceso.

Acerca de Álvaro Hernández-Puértolas Pavía

Experienced corporate lawyer who practices corporate commercial law, with a focus on privately-held corporations and entrepreneurs. Assisting clients with mergers and acquisitions, business succession, technology licensing, distribution channels and franchising, Internet and software law, corporate governance, private equity financing, and other legal matters that arise in the course of business.